Adriana Blanco | Cualquier persona puede tener un millón de pesos
2062
post-template-default,single,single-post,postid-2062,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Cualquier persona puede tener un millón de pesos

Yo lo digo todo el tiempo, cualquiera puede jubilarse millonario, solo depende de que empieces a tiempo, y que a tiempo valores y reconozcas la importancia del ahorro y la inversión.

Tal vez estás leyendo este artículo y estás descubriendo que ya perdiste años valiosos… y sí… pero nada que no se pueda solucionar.
Si te sientes que estás un poco atrasado en el mundo del ahorro y las inversiones, úsalo como combustible para empezar a tomar acción ahora mismo para llegar a donde quieres estar.

Nunca es demasiado tarde. Aquí te dejo la lista de los mejores movimientos de dinero que debes hacer en cada edad.

A los 20 años – Construye una base sólida

  • Evita las deudas. Eso significa hacerse responsable y que las tarjetas de crédito te prestan dinero con intereses. ¡No te lo regalan!!, que los pagos de automóviles carísimos pueden atraparte en una deuda innecesaria, y que todo lo financiado puede convertirse en tu verdugo.
  • Si tienes préstamos estudiantiles, ¡págalos lo antes posible!
  • Compra un buen seguro médico. Una sola estancia en el hospital puede arruinarte en un instante.
  • ¿Recién casado o a punto de casarte? Ten cuidado de no hacer compras emocionales. Podría ser buen momento para creer que todo se puede comprar, ¡al fin que se puede pagar poco a poco! ¡Cuidado! no debe ser así.
  • Empieza a ahorrar parte de tu sueldo.

 

A los 30 años – Cambio a un enfoque familiar

  • Es cierto que si vas a tener hijos pronto tendrás mucho más amor pero un poco menos de dinero, así que modifica tu presupuesto para que pase lo que pase no dejes de ahorrar.
  • Compra un seguro de gastos médicos mayores.
  • Si estás pensando en pagar una casa, asegúrate de que puedes poner un 10-20% a una tasa de interés fija de 15 años. (Y mantén el pago de tu casa a menos del 25% de tu salario neto).
  • No compres casas con las emociones. Compra lo que puedes pagar.
  • Ahorra sin que nada te desenfoque, el 10% de tu sueldo.

 

A los 40 años – Enfócate en los ahorros

  • No te detengas con tu inversión y asegúrate de aportar a tu fondo de inversión el 15% de tus ingresos.
  • No gastes en cosas innecesarias.
  • Separa tus gastos y el de tus hijos pero nunca toques tu ahorro.

 

A los 50 años – Mira hacia adelante y no te distraigas

  • Estás empezando a visualizar un futuro maravilloso. Y está bien estar emocionado. Pero todavía no cobres tus ahorros de jubilación, sigue invirtiendo un 15%.
  • Ahora es el momento de pagar tu hipoteca, y empezar a cerrar todas las deudas de las que te hayas hecho en estos años.
  • Si tienes algún ingreso adicional, sería conveniente que consideres aumentar tu aportación de ahorro.

 

A los 60+ – Disfruta los frutos de tu trabajo

  • Es hora de retirarse. Pero eso no significa estar sentado en tu sofá todo el día viendo documentales. Sé proactivo y modifica tu presupuesto. ¡Y encuentra maneras de mantenerte activo!
  • Ahora puedes disfrutar de parte de tus ahorros, ¡pero no de todo!… Utiliza una parte y el resto deja que siga trabajando para ti. Mantenlo en un fondo de inversión para que te dé frutos… tal vez puedas vivir bien de los intereses y solo tomar dinero para algunos lujos, como viajes.
    ¡Pero ten cuidado! Si empiezas a gastar como millonario, pronto te acabarás el dinero y estarás como nunca quisiste estar
  • No te olvides de pagar un seguro. Una enfermedad puede acabar con tus ahorros de toda la vida. Es mejor estar preparado.

 

Tener un millón de pesos… o dos… o tres… o más, es posible. Así que establece tus metas, mantente enfocado y sigue avanzando. ¡Tu día de pago de un millón te espera!

Recuerda que nunca es demasiado tarde.

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.