Adriana Blanco | Errores que cometes al usar tu tarjeta de crédito
1141
post-template-default,single,single-post,postid-1141,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Errores que cometes al usar tu tarjeta de crédito

Las tarjetas de crédito pueden ser una herramienta muy útil y facilitarnos la vida de muchas maneras, así como también pueden hundirnos y hacernos entrar en situaciones financieras muy complicadas.

De acuerdo con una encuesta realizada por la CONDUSEF sobre el uso de tarjetas de crédito en México, 47 por ciento de las personas realiza sus pagos en efectivo; 36 por ciento con tarjetas de crédito; 13 por ciento con tarjetas de débito; 2 por ciento con vales o tarjetas prepagadas; 1 por ciento con cheques y 1 por ciento con otros medios.

¿Quieres dejar de tener deudas? ¡Checa y enmienda el camino! Estos son los errores más frecuentes que cometemos:

#1 ‘Recompensas’ a cambio de gastos caros

Hay tarjetas de crédito que dan beneficios por compras acumuladas. Desde descuentos, hasta puntos, a cambio de gastar cierto monto con la tarjeta de crédito.

Recuerda que las recompensas NUNCA deben ser el motivo principal para usar tu tarjeta de crédito. Un gasto inteligente es el que responde primero a una necesidad básica, y luego, te da ventajas por ello. Recuerda que comprar por oferta algo que no necesitas, no es oferta, ES UN GASTO EXTRA.

#2 Usar la tarjeta en lugares en que es mejor pagar en efectivo

Son pocas, pero existen ocasiones en que la tarjeta no necesariamente es tu mejor aliada para ahorrar.  Mercados, bazares y locales pequeños podrían cobrar comisiones por pagar con tarjeta de crédito, o bien tú perderías la capacidad de «negociar» el precio, si no dispones de efectivo.

Depende de la ocasión y el negocio, trata de llevar un poco de efectivo y valora cuándo es conveniente usarlo. Si la cuenta total es más cara por usar la tarjeta como medio de pago, lo mejor es pagar en efectivo en esa ocasión.

#3 Retiros de efectivo

Si no traes a mano tu tarjeta de débito o bien, se te olvidó que al lugar donde vas no aceptan tarjeta y te da pereza buscar una sucursal de tu banco, lo más probable es que termines por retirar dinero de tu plástico en cualquier cajero. Grave error. Recuerda que el crédito de tu tarjeta, por más pequeño que sea, o así se trate de un «mísero» retiro, te generará intereses.

Por otro lado, casi todos los bancos cobran una comisión que va de $8.62 hasta $40 por disponer de efectivo. Te invitamos a revisar las principales comisiones antes de usar un cajero distinto al de tu banco. Al corte pagarás no solo el efectivo que tomaste, sino los intereses, más la comisión por usar el cajero.

#4 Ignorar las recompensas

Tener una tarjeta de crédito es, de cierta manera, un mérito por el que ganas algunas ventajas.

Es cierto que hay ventajas mejores que otras, pero cualquier mecanismo para ganar puntos, descuentos o reembolsos debe ser aprovechado; no olvides que algunos tienen fecha de caducidad o montos mínimos.

#5 Pagar solo hasta que llegue el estado de cuenta

Pagar casi todo con la tarjeta y liquidar antes de la fecha de corte, es una forma inteligente de administrar el plástico, porque recibes financiamiento a bajo costo y además, disfrutas de los beneficios de la tarjeta.  Lo peor es esperar a que llegue el estado de cuenta para saber el monto y el día límite para hacer el pago, pues de esta manera pagarás intereses por compras que bien podías pagar en efectivo. Esperar al final de la fecha de corte es descubrir que pagarás más dinero gracias a los intereses de TODAS tus compras, y no solo de algunas.

Para gozar de las recompensas, procura pagar el total de la tarjeta, ayúdate de la banca en línea y efectúa el pago electrónico inmediatamente después de cada compra que hagas. Recuerda, el objetivo es no pagar (tantos) intereses.


¡Cambia los hábitos con tu tarjeta de crédito y revisa cuáles son las principales formas para obtener ventajas de tu dinero y aprende a ahorrar de manera sencilla!

Soy Adriana Blanco, Agente Patrimonial certificada por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público desde marzo del 2013.

Te asesoro con una adecuada planeación financiera para que logres tus metas siempre con la mejor protección. Mis servicios, consisten en una asesoría comparativa de planes para el ahorro con diferentes empresas; ajustándonos al perfil, necesidades y prioridades de los clientes.

¡Escríbeme en asesoria@adrianablanco.mx y con mucho gusto te atenderé!

Fuente: Excelsior

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.