Adriana Blanco | La clave del éxito está en la disciplina
1309
post-template-default,single,single-post,postid-1309,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

La clave del éxito está en la disciplina

Cuando obtenemos los resultados esperados gracias a nuestro esfuerzo es gracias a esta palabra clave: disciplina. El éxito se logra, no con una disciplina esporádica que hoy está y mañana no, sino de una disciplina constante.

Y si la disciplina es tan importante como para conseguir que cumplamos nuestros objetivos, ¿en qué consiste?

La disciplina es el acto consciente necesario para pasar a la acción. No es posible una disciplina sin objetivo pero tampoco un objetivo sin disciplina. Todos sabemos que para emprender un negocio hace falta ser muy disciplinado, tener espíritu guerrero, superar la inercia de la inactividad y desarrollar la inercia de la acción.

El mundo pertenece a los disciplinados

Las personas que logran grandes éxitos son altamente disciplinadas. Establecen metas finales e intermedias, adoptan nuevos hábitos, saben dónde se encuentran respecto del objetivo pero además de todo esto, es imprescindible una buena dosis de esfuerzo constante. Ese esfuerzo no es otra cosa que autodisciplina: una alta capacidad para autogestionar los pensamientos y acciones independientes del estado de ánimo en el que nos encontremos.

Una mente entrenada para ser disciplinado es esencial para cualquiera que quiera desarrollar todo su potencial. La disciplina es  absolutamente necesaria. Sin ella no es posible adquirir una rutina o cambiar un hábito.

Tips para hacer que la autodisciplina sea más fácil de conseguir

La verdadera disciplina no es fácil. Es más fácil dormir hasta las 11 am que levantarse a las 7 am, es más fácil hacer lo imprescindible que hacerlo todo, reaccionar que actuar. La vida es y siempre será una batalla entre la vida fácil y sus recompensas momentáneas y la vida disciplinada con recompensas más notorias. Es como la ley de sembrar y cosechar: tú eliges.

Estos trucos pueden ayudarte a mantener tu disciplina a raya y hacer que adoptes pensamientos que te conduzcan a la autodisciplina:

#1 Analízate desde una posición de observador. Toma distancia con tus pensamientos para permitirte evaluarlos y rebatir aquellos que te conduzcan a mantenerte en una posición cómoda alejada de la disciplina. Tus pensamientos también requieren disciplina. Recuerda que los pensamientos confusos, producen resultados confusos.

#2 Establece tu rutina. A partir de ahora será tu código personal de conducta y es tu obligación cumplirlo. Eso será esencial para convertirte en alguien más efectivo. Saber qué hacer en cada día te ahorra la energía diaria de pensar que vas a hacer hoy. No te la saltes, no te mientas, no hagas trampas, sé honesto contigo mismo y trata de no buscar excusas para incumplirla. Asume tu responsabilidad y no culpes a nadie si no lo consigues.

#3 Mantente constante. Si consigues mantener una rutina de forma constante durante un período suficiente –unos 30 días- esa rutina se convertirá en un hábito que incorporarás en tu día a día como una actividad natural. La disciplina es un esfuerzo a tiempo completo. Recuerda, que la constancia no puede ser inconstante.

#4 Cuida tu cuerpo y tu mente. Respeta tu cuerpo y tu mente y mantenlos sanos. Sé disciplinado también en esta tarea. La persona que practica la autodisciplina tiene confianza que le van a suceder cosas buenas. Revisa los niveles de esfuerzo físico, tus tiempos de descanso, tus actitudes, tu modo de vida, tu dieta, estos aspectos son también muy importantes. El dolor y la dificultad son parte del juego, enfrenta estas situaciones: no huyas. Si te caes vuelve a levantarte y aprovecha la caída para volverte más fuerte física y psicológicamente.

¿Has pensado cuál es tu nivel de autodisciplina? Si no tienes un buen nivel, es el momento de pasar a la acción. ¡Empieza a entrenar tu disciplina y a cosechar grandes éxitos!

Superar las adversidades también pasa por adquirir nuevos hábitos y nuevas metas, como por ejemplo, poder disfrutar de la vida sin preocupaciones.

Soy Adriana Blanco, Agente Patrimonial certificada por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público desde marzo del 2013. Te brindo el mejor servicio de asesoría con una estrategia financiera personalizada, adecuada a tus necesidades para lograr tu entera satisfacción.

Pongo a tu disposición diversos planes para el retiro en donde se obtienen beneficios fiscales, ayudándote a alcanzar tus metas de ahorro para la jubilación o algún otro objetivo personal. Estos productos te ofrecen:

  • Flexibilidad: ya que se moldea a la necesidad del cliente
  • Diversidad: en los portafolios en los que el cliente puede invertir
  • Liquidez: con retiros antes del vencimiento
  • Confianza: al estar respaldado por empresas con gran trayectoria y solidez financiera
  • Beneficios fiscales: deducibilidad, diferimiento y exención

¡Te asesoro en conseguir tus metas financieras!

Puedes contactarme al (+52 1) 55 2520 2944 o escribirme al correo asesoria@adrianablanco.mx

Fuente: Sport

No Comments

Post A Comment