Adriana Blanco | La importancia de proteger tu hogar ante un sismo
1383
post-template-default,single,single-post,postid-1383,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

La importancia de proteger tu hogar ante un sismo

Un sismo magnitud 8.2 sacudió el sur de México poco antes de la medianoche de ayer, en el que ha sido considerado como el movimiento telúrico más fuerte que ha vivido nuestro país en al menos 100 años. Desgraciadamente, dejó varios muertos, heridos y graves destrozos en los estados de Chiapas, Oaxaca y Tabasco.

México es un amplio laboratorio sismológico. Todos tenemos en mente el terremoto de 1985, un temblor que marcó historia y permitió a la sociedad evolucionar para dedicar más atención y generar mayor cultura en prevención y protección civil, en protocolos de acción y de recursos de toda índole como auto-organización de rescate, asistencia a víctimas y respuesta inmediata ante las grandes emergencias frente a un desastre natural.

Hoy en día, la población cuenta con mayores herramientas para saber qué hacer y cómo actuar ante este fenómeno natural, sin embargo, para algunas personas no es prioridad asegurar una propiedad o bienes con una póliza que cubra los daños ocasionados.

¡Asegura tu patrimonio!

Un daño se podría definir, dentro de la terminología de las aseguradoras, como una pérdida personal o material producida a consecuencia de un accidente, enfermedad o evento catastrófico.

Adquirir un seguro para proteger tu patrimonio es más barato de lo que crees y hay múltiples planes que se adecuan a tus necesidades. Los tres principales tipos de desastres contra los que se puede asegurar una vivienda son incendio, fenómenos hidrometeorológicos y terremoto.

En el primer caso, la cobertura puede incluir el edificio, los contenidos o ambos, pues está pensado para dueños o arrendatarios. El segundo cubre cualquier daño causado por lluvia, inundación o huracanes. El tercero como su nombre lo indica, cubre daños a edificios o contenidos causados por un temblor.

Un uso eficiente de la póliza

Para tener un uso eficiente de la póliza, es recomendable considerar diversos puntos antes de contratarla. Por ejemplo, se requiere entender en qué consiste la cobertura de la póliza, ya que dependiendo de la zona del siniestro ocurrido se sabrá cómo proceder, así como saber si la cobertura contratada contempla los daños estructurales del inmueble y pérdidas internas. Además se debe confirmar que la cobertura para edificio incluya techos, ventanas, instalaciones fijas sobre el nivel del suelo, servicios de agua, aire acondicionado, drenaje y energía eléctrica.

Respecto al interior de las edificaciones, es necesario asegurarse que la póliza cubra los bienes muebles como electrodomésticos, comedores, salas, recámaras, cocinas, baños, joyas, objetos de arte, equipo deportivo y juguetes.

Adicionalmente, es importante saber si es posible incluir en el contrato los “gastos extraordinarios”, que son el resultado del daño a la propiedad asegurada, tal como la mudanza y/o la renta de una vivienda durante la etapa de reconstrucción.


Si bien es cierto que no debemos vivir alarmados, sí es conveniente tener un buen Seguro para el Hogar con el que lograrán vivir con tranquilidad cada día y asegurar su casa ante posibles accidentes.

Soy Adriana Blanco Agente Patrimonial certificada por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público desde marzo del 2013.

Te asesoro con una adecuada planeación financiera para que logres tus metas siempre con la mejor protección. Mis servicios, consisten en una asesoría comparativa de Seguros para el Hogar con diferentes empresas; ajustándonos al perfil, necesidades y prioridades de los clientes.

¡Escríbeme en asesoria@adrianablanco.mx y con mucho gusto te atenderé!

 

No Comments

Post A Comment