Adriana Blanco | Meses sin intereses, la forma de pago preferida de los millennials
1195
post-template-default,single,single-post,postid-1195,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Meses sin intereses, la forma de pago preferida de los millennials

Google y American Express, mediante un estudio colaborativo, llegaron a la conclusión de que el método de pago con el que los millennials se sienten más identificados a la hora de adquirir un bien son las mensualidades sin intereses.

La investigación mostró que 4 de cada 10 encuestados usan con mayor frecuencia su tarjeta de crédito por encima de la de débito, tendencia que es más alta entre los millennials mayores (entre 26 y 35 años) y los adultos jóvenes (entre 36 y 45 años), teniendo como razón principal la posibilidad de hacer pagos en mensualidades sin intereses (9 de cada 10 utilizan este recurso).

Parece ser que este grupo de usuarios es el más experimentado e informado en servicios financieros pues, además de tarjeta de crédito, cuenta con tarjetas departamentales, caja de ahorro, y fondo para el retiro, entre otros.

En contraste, los millennials jóvenes (entre 18 y 25 años) y los adultos (entre 46 y 55 años) utilizan más el débito y las tarjetas de servicios que no ofrecen crédito recurrente, ya que mencionan tener mejor control de pago porque sólo gastan lo que tienen en efectivo y prefieren no pagar intereses.

A través del estudio Hábitos Financieros en Línea 2017 llegaron a  la conclusión que quienes compran más en línea son los millennials. Y en general, todas las generaciones prefieren consumir, por orden de interés, los siguientes productos o servicios:

  • Video y música en streaming
  • Tecnología
  • Viajes

El crédito es más utilizado por millennials mayores para adquirir lo antes mencionado, en segundo lugar los adultos jóvenes, seguido por los adultos.

Sin embargo no todo es oro lo que reluce. ¿Sabías que existen riesgos ocultos en este tipo de pagos? Hoy te los comparto:

#1 No revisar la fecha y hora de pago

En los pagos a meses sin intereses hay que cuidar todos los detalles: hasta la hora de pago.

“A veces las personas se quejan de que las instituciones bancarias no cumplen, pero lo que en realidad ocurre es que los clientes no revisaron bien la información. Por ejemplo, compran a plazos sin intereses, y hacen sus pagos normales durante los primeros dos meses; pero en el tercero, imagina que la persona paga a través de banca en línea, entonces cree que hasta las 11:59 pm puede entrar su pago. No sabe que, a veces, la banca en línea tiene una restricción de tiempo y acepta pagos solo hasta las 5 o 5:30 de la tarde. Si el cliente pagó después de esa hora, se registra hasta el día siguiente. Así, cuando llega su próximo pago, se da cuenta que ya no tiene la promoción de meses sin intereses, y le llega la cuenta por el monto total”, advierte Sandra León del MIDE.

Si te retrasas en pagos, con un mes automáticamente (dependiendo la institución) pueden invalidarte los meses sin intereses. Hay que tener la información de condiciones de pago antes, no solamente se trata de ir aceptando pasar la tarjeta y aceptar los pagos a meses sin intereses.

#2 No tomar en cuenta tu capacidad de pago a largo plazo

De ahí la importancia de contar con un presupuesto que te ayudará a saber cómo puedes usar tu tarjeta sin pasarte. Mi recomendación es que calcules el uso de los meses sin intereses según los gastos fijos que tengas y analiza qué tanto podrás “restarle” a tu sueldo para hace frente a los nuevos pagos parciales.

#3 No considerar el Costo Anual Total (CAT) dentro del precio de la promoción

La primera pregunta cuando compras a plazos suele ser ¿a cuántos meses? Te sugerimos que antes te cuestiones ¿cuál será el Costo Anual Total (CAT) de tu compra? Recuerda que el costo anual total suma los intereses y algunas otras condiciones que te dan una idea de cuánto vas a pagar exactamente, que seguro será más que si lo compraras en efectivo.


El gasto durante vacaciones se dispara inevitablemente, debido a las ventas de fin de temporada, los viajes y paseos. No estaría mal que antes de irte de compras, te informes de esta modalidad de pago, para evitar malas sorpresas al momento de recibir el estado de cuenta y evitar sobreendeudarte.

Soy Adriana Blanco, Agente Patrimonial certificada por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público desde marzo del 2013.

Te asesoro con una adecuada planeación financiera para que logres tus metas siempre con la mejor protección. Mis servicios, consisten en una asesoría comparativa de planes para el ahorro con diferentes empresas; ajustándonos al perfil, necesidades y prioridades de los clientes.

¡Escríbeme en asesoria@adrianablanco.mx y con mucho gusto te atenderé!

Fuente: Forbes

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.