Adriana Blanco | Por qué ahorrar debajo del colchón es una mala idea
2037
post-template-default,single,single-post,postid-2037,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Por qué ahorrar debajo del colchón es una mala idea

Para que la economía mexicana crezca de manera sostenida tiene que haber inversión. La inversión se traduce en capacidad productiva, en infraestructura, en capital humano. Para que haya inversión a nivel de capital humano, es indispensable que haya ahorro.

El ahorro más sustancial es el que se realiza a nivel familiar ya que conlleva el bienestar de los miembros de la familia con el objetivo de financiar la educación de los hijos, de tener recursos para el retiro e incluso de heredarle patrimonio a los descendientes.

Una encuesta presentada por Amafore da una visión bastante acertada y preocupante de cómo ahorran los mexicanos. Estos son los resultados:

  • Más hombres que mujeres tienen una cuenta en un banco.
  • A la pregunta de por qué ahorran, tanto mujeres como hombres responden que ahorran para estar preparados para algún imprevisto.
  • Ahorrar para el retiro no está en las prioridades: está en el 6to lugar. La mayoría de los encuestados considera que no le alcanzará su ahorro para vivir durante su retiro.
  • Ahorran el 52% de los hombres y el 48% de las mujeres.
  • La principal forma de ahorro entre los mexicanos es el ahorro en casa es decir, el ahorro en alcancías o “debajo del colchón”.
  • En segundo lugar, y a gran distancia, se encuentran las cuentas de ahorro bancarias, y en tercero, las tandas.
  • La tendencia a ahorrar en alcancías o en tandas es significativamente mayor en las mujeres que en los hombres.

Fuente: Encuesta AMAFORE

¿Ahorrar en alcancías o tandas, es ahorrar a largo plazo?

El ahorro en alcancías o debajo del colchón pierde poder adquisitivo cada día que pasa. El objetivo de contar con un buen ahorro para el retiro es obtener atractivos rendimientos para que a partir del momento en que decidas jubilarte, cuentes con un ingreso mensual de por vida.

Las tasas de inflación son variables y es innegable que con el paso del tiempo el valor de esos recursos se erosiona. Ese ahorro se vuelve de alguna u otra forma, en un ahorro a corto plazo. No es posible ahorrar en alcancías para comprar una casa o para pagar la universidad de los hijos.

Además, esos recursos no pasan por el sistema financiero, por lo que no pueden consolidarse ni canalizarse a proyectos productivos. El sistema financiero tiene un reto, un reto que sin duda podrá ser un buen negocio – lograr que ese ahorro se mueva de las alcancías a una cuenta bancaria, de una tanda a una cuenta de inversión.

La mejor opción: aseguradoras y empresas dedicadas a la administración patrimonial

Estas compañías ofrecen esquemas que te ayudan a alcanzar una meta en determinado plazo (meses o años) y te indican cuánto tienes que ahorrar cada mes, incluso puedes domiciliar un monto específico.

Prácticamente, ellos invierten tu dinero en distintas sociedades de inversión que, en algunos casos, puedes elegir de acuerdo a tus preferencias. También, la mayoría de las aseguradoras ofrecen seguros de vida ligados al ahorro, además de los educativos y dotales.


Soy Adriana Blanco, Agente Patrimonial certificada por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público desde marzo del 2013. Te brindo el mejor servicio de asesoría con una estrategia financiera personalizada, adecuada a tus necesidades para lograr tu entera satisfacción.

Pongo a tu disposición diversos planes para el retiro en donde se obtienen beneficios fiscales, ayudándote a alcanzar tus metas de ahorro para la jubilación o algún otro objetivo personal. Estos productos te ofrecen:

  • Flexibilidad: ya que se moldea a la necesidad del cliente
  • Diversidad: en los portafolios en los que el cliente puede invertir
  • Liquidez: con retiros antes del vencimiento
  • Confianza: al estar respaldado por empresas con gran trayectoria y solidez financiera
  • Beneficios fiscales: deducibilidad, diferimiento y exención

¡Te asesoro en conseguir tus metas financieras!

Puedes contactarme al (+52 1) 55 2520 2944 o escribirme al correo asesoria@adrianablanco.mx

No Comments

Post A Comment