Adriana Blanco | Consejos para unas finanzas sanas en Semana Santa
881
post-template-default,single,single-post,postid-881,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Consejos para unas finanzas sanas en Semana Santa

Las vacaciones Semana Santa son una excelente oportunidad para pasar tiempo con tu familia y alejarte de la rutina diaria. Sin embargo, cualquier viaje o extra que hagamos conlleva un gasto que debiera estar planeado en el presupuesto anual para no dejar en “ceros” nuestras cuentas bancarias.

A continuación, te comparto algunas recomendaciones para que disfrutes de tus vacaciones sin alterar el equilibrio de tus finanzas personales:

#1 Realiza un presupuesto: el presupuesto debe ser planeado según las actividades que realizarás en esos días de descanso. La recomendación es tratar de mantenerse fiel en el gasto diario proyectado para que conozcas con exactitud cuánto dinero podrás gastar en cada una de las actividades, sin que tengas que dejar alguna pendiente por realizar.

#2 Si viajas en tu automóvil: es recomendable que añadas al presupuesto los gastos de combustible, peaje, comidas y que revises el estado de su vehículo antes de partir, ya que así evitarás accidentes y situaciones inesperadas que se traducen en costos.

#3 Si vas a viajar en avión: en temporada turística alta lo más normal es que los pasajes estén agotados y, si los encuentras, a lo mejor cuestan doble. Es recomendable que planees mejor su destino para una próxima ocasión y así puedas comprar los boletos con la mayor anterioridad posible.

#4 Visitar la familia o amigos: ir donde están tus padres, tus hermanos o tus mejores amigos es una muy buena alternativa para esta época. Además del reencuentro, es una opción para ahorrar costos al quedarte con ellos.

#5 Conoce cómo vas a financiar los gastos: si se trata de descansar y tomarte unos días para un viaje, lo mejor es hacer uso de los ahorros, dado que no implica riesgos ni sobrecostos adicionales. Antes de viajar, investiga los beneficios que ofrece tu institución financiera por la utilización de tarjetas de crédito, como millas, puntos, convenios de hoteles, entre otros.

#6 Cuida tus documentos personales, tarjetas, teléfonos y dinero: cuida todos tus documentos personales en estos días ya que hay más turistas en la calle,  momento aprovechado por desaprensivos para realizar robos y fraudes. No pierdas de vista tus pertenencias nunca. Si vas a hacer pagos con tarjeta, asegúrate de tenerla a la vista en todo momento. Si puedes, utiliza las tarjetas de débito ya que con estas puedes hacer pagos igual que con una tarjeta de crédito, pero  te aseguras de no usar más del monto que tienes presupuestado.

#7 Evita llevar demasiado efectivo: no es muy recomendable llevar mucho dinero en efectivo en las bolsas. Ten en cuenta que a través de tu tarjeta de débito puedes retirar de los cajeros automáticos en el momento que lo dispongas y evitar el riesgo de andar con dinero encima.

#8 Añade en tu presupuesto las dietas: debemos de tener en cuenta que está bien comer algún antojo en vacaciones, pero no hay que excederse en el gasto más allá de lo planeado.

#9 Haz una lista con todo lo que necesitas para el viaje: comprar todo lo que necesitas antes de salir de casa te puede ahorrar hasta un 20 por ciento de tu presupuesto. Puede sonar a “cliché”, pero por las prisas lo dejamos todo a último minuto, olvidando cosas y gastando más de la cuenta. Un ejemplo de ello, son los bloqueadores solares, que si los compras en tiendas de conveniencia, ubicados en zonas turísticas, seguro terminarás pagando mucho más que en tu supermercado de confianza.

#10 Cuidado con el ‘tarjetazo’: es difícil resistir a la tentación cuando viajas, una prenda de ropa que te gustó mucho y que no habías visto antes en ningún centro comercial de tu ciudad o bien, entrar a una obra de teatro. Aunque llevar la tarjeta de crédito puede ser muy tentador, recuerda que si estás en el extranjero, comprando en dólares o euros, este pago llegará a tu extracto en pesos mexicanos y con la tasa de cambio tan volátil, los intereses, los largos plazos de pago, etc. acabarás pagando entre un 30 o hasta un 50 por ciento más de lo que costó eso que compraste.


Si tomas en cuenta estas sencillas recomendaciones lograrás disfrutar con tu familia de un delicioso viaje y un retorno sin la cuenta bancaria vacía.

Soy Adriana Blanco, Agente Patrimonial certificada por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público desde marzo del 2013.

Te asesoro con una adecuada planeación financiera para que logres tus metas siempre con la mejor protección. Mis servicios, consisten en una asesoría comparativa de planes para el ahorro con diferentes empresas; ajustándonos al perfil, necesidades y prioridades de los clientes.

¡Escríbeme en asesoria@adrianablanco.mx y con mucho gusto te atenderé!

 

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.