Adriana Blanco | El dinero: un flujo constante de energía
766
post-template-default,single,single-post,postid-766,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

El dinero: un flujo constante de energía

Te guste o no, una de las áreas más importantes en nuestra vida son las finanzas. Esta es un área que debemos desarrollar para poder lograr muchas metas en la vida.

¿Queremos tomar un curso que nos ayude profesionalmente? Tenemos que pagar por él. ¿Queremos invertir en un negocio nuevo? Necesitamos dinero. ¿Queremos viajar? cuesta dinero.

Todos estamos hechos de energía y dónde enfocamos nuestra atención, ahí estamos enfocando nuestra energía y eso es lo que haremos que crezca.

El dinero es energía: una energía que fluye constantemente.

Cuando hay pensamientos limitantes y de escasez ante nuestras posibilidades económicas, estamos bloqueando ese flujo de energía sin ni siquiera permitirnos ver si era posible conseguir lo que necesitábamos o queríamos en ese momento.

¿Por qué visualizamos el dinero como algo negativo?

Lamentablemente las palabras dinero y riqueza se han teñido negativamente por sentimientos de envidia, egoísmo o escasez.

La esencia de la abundancia es un pensamiento y un sentimiento positivo, la que lo estigmatiza es nuestra mente racional.

Generalmente, asociamos el dinero con eventos pasados o inclusive mensajes que escuchamos desde niños, como:

 “Esa persona es egoísta/pesada porque tiene dinero”

“El dinero no es fácil de obtener”

“La vida es difícil y hay que trabajar duro para sobrevivir”

Puede ser que en nuestro hogar se hayan presentado situaciones en las que los padres se discutían por dinero o quizá un divorcio que se tornó difícil por el tema económico y por ello algunas personas asocian el dinero con eventos negativos. Quizá, otras personas han dependido económicamente de alguien, dile esposo, padres, abuelos, etc. y no ha sido fácil mantenerse económicamente independiente, y por ello han limitado su abundancia económica.

Hay muchas razones por las cuales tenemos ideas distorsionadas hacia el dinero, las cuales nos llevan a tener pensamientos de escasez y actuar de cierta forma que limita nuestras posibilidades.

Cuando esto ocurre, la energía que está relacionada con el dinero se estanca y ya no das ni recibes en el proceso: perdiste tu abundancia.

¡Deja fluir el dinero!

La palabra afluencia, significa dejar fluir; que lo que entre salga y vuelva a entrar.

El dinero no se acaba; como nuestra energía, este va y viene. Es nuestra obligación trabajar sobre nuestras creencias hacia el dinero para poder liberarlas y dejar que la energía realmente fluya y nos traiga mayor abundancia.

Nuestra relación con el dinero es como cualquier otra relación: esta tiene que dejarse libre y en movimiento.

Hay que respetar el dinero porque es la relación que te permitirá crecer y lograr todo lo que quieres en el mundo material. En la medida en que respetemos esa relación y lo que el dinero nos permita hacer, en esa medida tendremos lo suficiente como para lograr el impacto que queremos crear.

Atrae más abundancia a tu vida

#1 Deja que el dinero fluya libremente y sin creencias que lo limiten. Verás rápidamente la diferencia en tu nivel de abundancia.

#2 Visualiza lo que deseas y agradece anticipadamente por ello.

#3 Trabaja tus bloqueos emocionales alrededor del dinero.

#4 Respeta tu relación con el dinero, conoce cuánto necesitas y cuánto gastas.

#5 Cambia la frase “no puedo pagar esto” por: “Escojo no comprar esto ahora, tal vez en un futuro si decida comprarlo, gracias.” La palabra NO corta la energía. Escoge hablar en positivo.

#6 No exijas que todo sea gratis, más barato o al costo, ni condenes a quienes venden su trabajo honradamente. Hacer esto es muy fuerte sobre la energía, ya que estás enviando la señal de que tú no tienes y que no hay suficiente para todos y eso se devuelve. Hay muchas formas de devolver positivamente la energía, pero condenando o teniendo malos pensamientos no traerá beneficios a nadie.

#7 Cuenta tus bendiciones: anota todo lo que recibes a diario, pueden ser regalos, un almuerzo o que te pagaron tu salario. Anota cada centavo que ingresa, poniendo énfasis no en los gastos, sino en lo que recibes. Vas a ver que comenzarás a recibir cada vez más dinero, porque dónde ponemos nuestra energía esto aumenta.


¿Estamos preparados para empezar a manifestar todo aquello que deseamos ver en nuestra vida?

Si empiezas a ahorrar lo antes posible,  podrás contar con un fondo de ahorro para atender las emergencias que te va a permitir afrontar con tranquilidad esos momentos que habitualmente no están contemplados en un presupuesto.

Soy Adriana Blanco, Agente Patrimonial certificada por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público desde septiembre del 2009.

Te asesoro con una adecuada planeación financiera para que logres tus metas siempre con la mejor protección. Mis servicios, consisten en una asesoría comparativa de planes para el ahorro con diferentes empresas; ajustándonos al perfil, necesidades y prioridades de los clientes.

¡Escríbeme en asesoria@adrianablanco.mx y con mucho gusto te atenderé!

Fuente: Mujer Holística 

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.