Adriana Blanco | Excusas ridículas que damos a la hora de ahorrar
935
post-template-default,single,single-post,postid-935,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Excusas ridículas que damos a la hora de ahorrar

Todo el mundo dice: “Hay que ahorrar”. Sin embargo, pocas personas lo hacen. Y la verdad es que, en la mayoría de los casos, se autojustifican con excusas ridículas que finalmente solo los terminan dañando. Y es que aunque sepamos que ahorrar es una obligación y es lo más sensato y maduro, no queremos porque… Simplemente porque no.

Hoy les quiero compartir una lista de excusas que damos para no ahorrar:

#1 No gano lo suficiente para ahorrar

Esta es la típica y tópica. Lo importante no es el monto que ahorres, si no el empezar a hacerlo. Si de pequeño podías ahorrar, ahora que tienes un sueldo, ¿por qué no empiezas?

#2 El otro mes empiezo

No puedes seguir postergándolo. Empieza lo antes posible y verás como tú manera de enfocar tus finanzas personales cambia.

#3 Comprar cosas innecesarias

Sabes que no lo necesitas, pero en tu subconsciente nace una imperiosa necesidad por tener esa cosa que no sirve para nada. Al final terminas usando el dinero en ridiculeces, sabiendo que tienes muy claro que no deberías.

#4 Tengo demasiadas deudas

Y eso es porque básicamente gastamos más de lo que ganamos, por ende nos endeudamos. Si ahorráramos, podríamos tener el dinero para comprar esas cosas por las que nos endeudamos.

#5 Para qué pensar en mañana, quizás mañana estoy muerto

Esta es la típica excusa que paraliza a muchas personas en avanzar. Si este es el pensamiento dominante que tienes, no harás nunca nada en la vida.

#6 Es que estoy en un momento de mi vida donde necesito disfrutar

La vida es para disfrutar, pero eso no significa que despilfarres como si no hubiese un mañana.

#7 El dinero se me va como agua

Si tan solo te organizaras con un presupuesto, podrías ahorrar hasta un 30 por ciento de tus gastos. ¿Lo sabías? Ahora que lo sabes, deja de usar esta excusa.

#8 Estando en pareja no se puede ahorrar

Entre las salidas a comer, el cine, las compras, el dinero se va… ¡Planificación y división de gastos!

#9 Luego ganaré mucho más, y el dinero que logre ahorrar ahora no servirá de nada

No puedes enfocar tu ahorro en un después que no sabes si vas a lograr. Tengas el trabajo que tengas, empieza a apartar dinero en la proporción de tu salario.

#10 Luego ya recupero lo que gasté

Ni ahora, ni en un millón de años lo harás, y no porque no puedas… Simplemente porque no quieres y ya.

¿Cómo evitar las excusas?

El primer paso es reconocerlas. Si realmente quisieras ahorrar, lo harías, aunque fuese en una cantidad pequeña. No es necesario destinar la mitad de tu salario y vivir ahogado. En lo que consiste es en analizar tu realidad, tus ingresos y tus circunstancias y, con esa información, establecer un plan de ahorro y un presupuesto mensual.

En el momento en que te percatas de las excusas, debes interrumpir las negaciones al ahorro. Este proceso debes llevarlo a cabo de forma constante hasta que llegue un momento en que salga de forma natural. Con el tiempo aprenderás a ser una persona con capacidad para controlar sus propias finanzas, beneficiándote de todo ello.


Soy Adriana Blanco, Agente Patrimonial certificada por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público desde marzo del 2013.

Te asesoro con una adecuada planeación financiera para que logres tus metas siempre con la mejor protección. Mis servicios, consisten en una asesoría comparativa de planes para el ahorro con diferentes empresas; ajustándonos al perfil, necesidades y prioridades de los clientes.

¡Escríbeme en asesoria@adrianablanco.mx y con mucho gusto te atenderé!

Fuente: Upsocl

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.