Adriana Blanco | Goza de ser mamá con tus finanzas sanas
Como mujer debes de tener la conciencia de la importancia de un ahorro para el futuro, buscando tu traje a la medida que te permita tener un bienestar integral.
816
post-template-default,single,single-post,postid-816,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Disfruta de ser mamá con tus finanzas sanas

Decidir ser mamá o recibir la inesperada noticia de que lo será son momentos que cambian por completo la vida de una mujer en todas las facetas y aspectos de su vida. Es importante que desde antes, empieces a preparar el camino para que esta importante y larga etapa de vida sea de lo más placentera y esté blindada, en la medida de lo posible, de los problemas que puedan presentarse.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y el Instituto Nacional de las Mujeres, hasta 2014 se tenía un registro aproximado de 30 millones de mujeres madres, 18 por ciento de ellas, aproximadamente 5.3 millones, mantiene a sus hijos sin que su pareja viva en el hogar (son solteras, separadas o divorciadas).

Ahorra para tu maternidad

El primer paso es reorganizar tus finanzas. Elabora un presupuesto, cotiza y compara tus pasivos; realiza compras inteligentes y haz conciencia de tus gastos.

De acuerdo con una encuesta hecha por la plataforma de servicios financieros ComparaGuru.com, alrededor de 11 por ciento de los mexicanos pagan los gastos del parto con un préstamo o un crédito.

Un parto sin complicaciones cuesta en promedio 30 mil pesos, incluyendo gastos como estudios prenatales, medicamentos y cuidados posteriores. Afrontar los gastos de maternidad no es tarea fácil y menos si no se toman precauciones previas, por lo que se recomienda ahorrar entre 30 mil y 50 mil pesos.

Por otro lado, es bien importante poner una estructura firme a tus ingresos. Cuando no tienes hijos es muy fácil que gastes de más y que no haya tanta estabilidad financiera; pero con hijos, el panorama cambia, pues la comida, las enfermedades y la escuela no esperan.

Es aconsejable comprar y preparar todo lo necesario para la llegada del bebé evitando los créditos y prepararse para tener el capital necesario. Es común que las mujeres se enteren de que están embarazadas en el primer trimestre de gestación, ello deja seis meses para ahorrar y comprar lo que el bebé pueda necesitar a su llegada.

Otra forma de ahorrar es reutilizar muebles y ropa y potencializar ese dinero en cosas que serán de más ayuda.

Productos financieros en los que debes apoyarte antes de ser mamá

Antes de ser mamá, debes apoyarte en productos financieros y no financieros, además de servicios para tener unas finanzas personales sanas.

Es importante que aprendas a recurrir a toda la oferta que ofrece el mercado financiero (créditos, ahorro, inversiones, seguros, etcétera). Busca la mejor opción, compara y aprende a usar y explotar cualquier producto o servicio que contrates.

Si aplicas una buena cultura financiera, será mucho más fácil predicar con el ejemplo y así enseñarle a tu bebé educación financiera.

Como mujer, debes de tener la conciencia de la importancia de un ahorro para el futuro, buscando tu traje a la medida que te permita tener un bienestar integral.

Como Agente Patrimonial certificada por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público desde marzo del 2013, te brindo el mejor servicio de asesoría con una estrategia financiera personalizada, adecuada a tus necesidades para lograr tu entera satisfacción.

5 productos financieros que toda mamá precavida debe tener

Hay muchos aspectos que como mamá debes cuidar para tener finanzas sanas. Enfocándote en el sector financiero siempre es importante que contemple:

Seguro de gastos médicos mayores: es importante tengas uno, independientemente de si piensas ser o no mamá, sobre todo porque a veces estas noticias llegan sin esperarlas o planearlas. Además entre más joven contrates el seguro, el monto a pagar es menor.

Si no estás asegurada y planeas ser mamá, es momento de contratarlo y no esperar más pues recuerda que para cubrir todos los gastos derivados de un embarazo, los seguros de gastos médicos mayores tienen un periodo de espera el cual, por lo regular, es de un año.

Es importante que desde el primer momento asegures a tu bebé pues aunque por lo general estas pólizas cubren gastos médicos del bebé mientras estás embarazada o por complicaciones de parto, esta protección por lo regular sólo es de 30 días. No hay nada mejor para tu pequeño esté protegido desde que llega al mundo, aunque todos los bebés son muy sanos un contratiempo puede resultar muy costoso.

Ahorro e inversión. Éste hábito es vital y te ayudará muchísimo en toda esta nueva etapa. Cuando te conviertes en mamá debes tener presente que ya no sólo eres tú, sino que también hay otra personita que constantemente tendrá nuevos retos a vencer.

Es importante que comiences a ahorrar desde mucho antes: esto te permitirá juntar el capital necesario para todo lo que necesites antes de que llegue el bebé.

Fondo para emergencias. Adversidades o necesidades se pueden aparecen en cualquier momento, como mamá lo único que quieres es que tu pequeño esté bien en todo momento. Si algo inesperado sucede es mejor estar preparada y tener un guardadito que te permita hacer frente a todo sin mermar la estabilidad económica y el estilo de vida que tiene tu hijo.

Como tal en el mercado no hay un producto con este nombre, lo recomendable es que tengas una cuenta de ahorro en la que tenga accesibilidad inmediata.

Seguro educativo. Éstos son productos que te van a permitir ir ahorrando para tener el dinero suficiente cuando tu hijo vaya a la universidad. Para este instrumento es recomendable que sea un seguro flexible. Evita contratar uno que se tenga que usar en determinadas instituciones educativas (es preferible que cuando llegue el momento puedas retirarlo para pagar la universidad que más les convenga), pues no sabes las preferencias académicas que tendrá tu hijo o hija. Otra clave fundamental es contratarlo lo más pronto posible pues entre más pequeño sea tu hijo, más barata resultará la póliza.

Ahorro para el retiro. Cuando te conviertes en mamá, tus gastos y compromisos aumentan por lo que es entendible que las personas dejen de fuera o para después su ahorro para el retiro. Sin embargo es algo que nunca debes poner en pausa. Recuerda que cuando seas una persona mayor ese dinero te ayudará a tener una vida plena, lo que sin duda también se convierte en tranquilidad económica para tu hijo.


Mis servicios como Agente Patrimonial, consisten en una asesoría comparativa de todos estos productos financieros con diferentes empresas; ajustándonos al perfil, necesidades y prioridades de los clientes.

¡Te asesoro en conseguir tus metas financieras!

Puedes contactarme al (+52 1) 55 2520 2944 o escribirme al correo asesoria@adrianablanco.mx

Fuente: El Economista 

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.