Adriana Blanco | Hábitos que te impiden alcanzar tus metas 2/2
931
post-template-default,single,single-post,postid-931,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Hábitos que te impiden alcanzar tus metas 2/2

#11 Ver demasiada televisión

Una vez Zig Ziglar afirmó:

La gente rica tiene televisiones pequeñas y bibliotecas grandes. La gente pobre tiene bibliotecas pequeñas y televisores grandes”

No se debe malinterpretar, es decir, puedes ver Netflix de vez en cuando.  Los ricos prefieren leer, ejercitarse o educarse en lugar de perder el  tiempo viendo la televisión.

De acuerdo con Corley: “Hacer uso productivo del tiempo es un sello distintivo de los millonarios. Perder el tiempo es de gente pobre”.

#13 No encontrar un mentor

Tener un mentor es clave para ser rico. Podrás aprender de los éxitos y errores de alguien que se ha desarrollado en esos terrenos, sus consejos podrán ayudarte a omitir tantas equivocaciones que experimentamos y en su lugar, obtendrás beneficios.

#14 No salir de tu zona de confort

Tomar riesgos y salir de tu zona de confort es inquietante. Pero hasta que des ese salto, encontrarás el éxito financiero. Este es un hábito que les funcionó muy bien a Bill Gates, Richard Branson, Larry Ellison y Warren Buffet.

Corley nos vuelve a aconsejar:

“La búsqueda de la riqueza requiere de riesgos, la mayoría de las personas no se lo hacen, por eso no son ricos”.

#15 No hacer preguntas

Debemos dejar de lado el ego y aprender a escuchar. Si no estás seguro acerca de alguna inversión o de una idea para tu negocio, no dudes en pedir retroalimentación y asesoramiento.

#16 Ser consumido por el fracaso

Los empresarios portan el fracaso como una insignia de honor. Eso no significa que disfrutan o quieran fallar. Concluir un negocio y perderlo casi todo no es un error, es un aprendizaje necesario para llegar a ser tan fuerte como se pueda. No dejes que un fracaso te detenga. Toma riesgos, y, si fallas, aprende de tus errores y avanza.

#17 No establecer metas diarias

Un excelente hábito es escribir a diario y a primera hora de la mañana tus metas. Establecer objetivos diarios, ayuda a priorizar desde los más importantes hasta lo menos importantes.

#18 Pensar negativamente

Estos son algunos ejemplos de los pensamientos negativos más comunes que tenemos y que la mayoría debemos superar:

– Dudar de ti mismo. La formación, la educación y un mentor pueden cambiar este pensamiento.

– Creer que tus objetivos no pueden ser alcanzados. Céntrate en alcanzar tus objetivos diarios y en impulsarte.

– Tener malas calificaciones. Las calificaciones y la dificultad de aprendizaje no determinan el éxito. Pregúntale a Richard Branson quien superó la dislexia.

– La competencia es demasiado dura. Nunca sabrás hasta que lo intentes. Y, ¿en el peor de los casos? Sólo da la vuelta.

– Falta de concentración. Una vida saludable y establecer metas diarias pueden mantenerte enfocado.

“El éxito a largo plazo sólo es posible cuando se tiene una mentalidad positiva”, escribe Corley.

#19 No ahorrar

A través de bienes materiales como un negocio rentable, una cartera de acciones en crecimiento o invertir en el derecho de bienes raíces, podrás hacerte rico.

Recuerda, que invertir en cosas lujosas son responsabilidades que te quitan los ingresos de tu futura riqueza. Enfócate en adquirir cosas que te darán dinero a largo plazo.

Debes seguir la regla 70/30: Jim Rohn tiene una fórmula sencilla para acumular tu riqueza.

“Después de pagar tus impuestos, aprende a vivir con el 70 por ciento de tu ingreso para tus necesidades y lujos. Es importante ver cómo asignas el 30 por ciento restante después de eso”.

Rohn sugiere dar un tercio a la caridad, un tercio a las inversiones de capital y el último tercio para los ahorros.

#20 Crear excusas

Las excusas son uno de los mayores obstáculos entre la riqueza y las personas. Crear excusas es fácil cuando estamos tratando de entender por qué tenemos tantas deudas y por qué no tenemos un ingreso de seis cifras. Decir que queremos “vivir el momento” es una excusa para no trabajar y crear un mejor futuro. Deja de inventar excusas y comienza a trabajar.

Por ejemplo, no te preocupes por ahorrar cuando estás ahogando en deudas. Paga primero, y de esa manera podrás comenzar a ahorrar e invertir. Si no ganas dinero suficiente, busca otra fuente de ingresos. Eso no solucionará todos tus problemas, pero al menos es un comienzo para deshacerte de las excusas.


¡Pon en práctica estos consejos, haz la prueba y comparte tu experiencia conmigo!

Soy Adriana Blanco, Agente Patrimonial certificada por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público desde marzo del 2013.

Te asesoro con una adecuada planeación financiera para que logres tus metas siempre con la mejor protección. Mis servicios, consisten en una asesoría comparativa de planes para el ahorro con diferentes empresas; ajustándonos al perfil, necesidades y prioridades de los clientes.

¡Escríbeme en asesoria@adrianablanco.mx y con mucho gusto te atenderé!

Fuente: Alto Nivel

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.