Adriana Blanco | No es egoísta amarte, cuidarte y hacer de tu felicidad una prioridad
2140
post-template-default,single,single-post,postid-2140,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

No es egoísta amarte, cuidarte y hacer de tu felicidad una prioridad

No es egoísta amarte, cuidarte y hacer de tu felicidad una prioridad. Es necesario.

¿No es la vida lo suficientemente desafiante como es? No tienes que empeorar las cosas haciéndote cosas que no deberías hacerte.

Varias veces he leído que: “nadie puede regresar el tiempo para crear un nuevo comienzo, pero cualquiera puede comenzar hoy y crear un nuevo final». Y es así, en lugar de seguir tomando decisiones equivocadas y enfocarte en esas equivocaciones, puedes darte un nuevo respiro y empezar desde cero. Empieza por evitar aquellas cosas que provocan dolor.

Aquí hay 10 cosas que debes dejar de hacerte a partir de hoy.

1. Deja de criticarte a ti mismo

¡Date un descanso ya! Todos cometemos errores. No hay nadie en este mundo que sea perfecto. El revolcarse en el pozo oscuro del arrepentimiento y la autocrítica no resuelven nada; solo deteriora tu espíritu, y causa dolor físico y emocional. Detenlo ahora.

Puedes retorcerte y molestarte contigo mism@ por un tiempo, pero no lo hagas por demasiado o crearás un problema que ni siquiera estaba ahí. Déjate llevar una vez que hayas procesado completamente tu error y reemplaza el autodesprecio y la crítica con confianza en ti mismo y determinación. Confía en que lo harás mejor la próxima vez.

2. Deja de creer las opiniones negativas de los demás

La gente dice cosas desagradables todos los días. No te tomes las cosas de modo personal ni dejes que las opiniones negativas te depriman. Solo porque alguien diga que estás «loco», o que no tienes valor, no significa que sea verdad.  Las opiniones de los demás sobre ti no tienen que convertirse en tu realidad.

3. Deja de enfocarte en lo que no tienes

Concentrarte demasiado en lo que no tienes puede ser una terrible pérdida de tiempo, energía y recursos. En lugar de codiciar lo que no tienes, concéntrate en estar agradecido por lo que tienes y empieza a luchar por conseguir lo que quieres.  Despiértate cada día agradecid@ por tu vida y por las cosas que tienes que le dan valor.

4. Deja de ponerte en último lugar

No es divertido ser el último todo el tiempo, y lo sabes. ¿Por qué poner toda tu energía, tiempo y recursos en tu trabajo, amigos, colegas e incluso en tu familia, hasta que no te quede nada para ti? Si continúas poniéndote en último lugar te sentirás agotado, abrumado, estresado. Cuida de ti mismo primero. Esto no es egoísmo, es sabiduría para vivir.

5. Deja de pasar tiempo con las personas equivocadas

¿Alguna vez te has preguntado por qué las personas exitosas dejan atrás a sus amigos perdedores? Es porque tú eres el promedio de las cinco personas con las que pasas más tiempo. La vida es demasiado corta como para rodearte de personas tóxicas que te deprimen, te quitan la felicidad o no tienen ninguna ambición en la vida. Rodéate de personas que te eleven, no de quienes menoscaban tu valor.

6. Deja de preocuparte demasiado

Si tus problemas pueden resolverse, no hay razón para preocuparse- Si tus problemas no pueden resolverse, preocuparte no te hará ningún bien. Busca solucionar tus problemas lo más pronto posible. Te ahorrarás muchas horas de dolor.

7. Deja de tratar de ser alguien que no eres

Tratar de ser alguien que no eres o, peor aún, otra persona que crees que es más inteligente o más bonita que tú es inútil. Solo puedes ser tú y los demás solo pueden ser quienes fueron creados para ser. Puede emular algunas buenas cualidades de las personas que admiras, pero solo para complementar (no reemplazar) quién eres tú como persona. Simplemente disfruta de ser tú mismo y finalmente atraerás a las personas adecuadas que te amarán y apreciarán genuinamente.

8. Deja de tener expectativas poco realistas

Todos deseamos ser felices en la vida y tenemos todo el derecho de buscar la felicidad, pero nos preparamos para una dolorosa decepción cuando tenemos expectativas poco realistas o irrazonables. Por ejemplo: no esperes ser el CEO de tu empresa de la noche a la mañana. No va a pasar!! Debes pulir tus talentos y habilidades, llenarte de experiencias, prepararte. Después alinea todo con las circunstancias de tu vida, y establece metas y expectativas realistas. Después trabaja por ellas.

9. Deja de creer que no puedes

Cuando crees en ti el universo se alinea para que logres tus sueños. No hay manera en que tú puedas cumplir tus metas si no crees que puedes lograrlo. La actitud, la fuerza de voluntad y la seguridad en ti mismo son mucho más fuertes y poderosas que mil estudios. Puedes tener todo lo que necesitas para lograr lo que deseas, pero si no crees en ti, no lo lograrás.

10. Deja de rendirte demasiado pronto

La vida te pondrá muchas pruebas y te desafiará. Eso es lo que hace que vivir sea tan emocionante. Si te das por vencido demasiado pronto perderás la emoción y el escalofrío de vivir una vida plena. Sigue presionando, está alerta y abierto al cambio. Las buenas cosas vienen a los que perseveran. Además, nada puede ser peor que darse por vencido demasiado pronto y dejar un esfuerzo sin explotar que podría haber salvado al mundo.

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.