Adriana Blanco | ¡Protege tu automóvil ante una inundación!
1134
post-template-default,single,single-post,postid-1134,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

¡Protege tu automóvil ante una inundación!

Debido a la fuerte tromba de agua que cayó el día de ayer, la Ciudad de México y el Estado de México sufrieron inundaciones de proporciones importantes haciendo que las calles se inundaran y muchos autos quedaran totalmente cubiertos por el agua, poniendo tanto en peligro a las personas como a su patrimonio.

En México se estima que el 40 por ciento del territorio y más de una cuarta parte de la población, son propensos a tormentas, huracanes e inundaciones. Si consideramos que uno de los bienes personales más susceptibles a sufrir daños físicos por una inundación es el auto, es importante considerar la contratación de un seguro que ayude a mitigar los daños ocasionados por un siniestro de este tipo.

Sin embargo, según la AMIS (Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros), el 71 por ciento de los automóviles que circulan en nuestro país están desprotegidos contra los daños que causan las lluvias e inundaciones. Solamente 3 de cada 10 vehículos están asegurados, lo que les permite solicitar el pago del siniestro u obtener una indemnización por la pérdida total de la unidad.

Contar con una póliza puede ser la diferencia entre perderlo todo, endeudarse para reparar el coche, provocar una crisis en las finanzas de la familia y tener la tranquilidad de disponer de un respaldo financiero contra dichos desastres.

¿Cualquier seguro cubre daños al auto por inundaciones provocadas por lluvia?

Para que un seguro cubra los daños materiales de tu auto causados por inundaciones o ráfagas de viento, es necesario que cuentes con una cobertura amplia, sin embargo, si tu seguro es sólo de responsabilidad civil, no cubrirá los daños.

Por otro lado, si decides intentar pasar por el camino afectado, puede considerarse agravamiento de riesgo y el seguro (aunque tengas contratada la cobertura amplia) podría no cubrir los daños.

¿Qué hacer en caso de inundación?

  1. Procura estacionar tu vehículo en lugares donde NO se produzcan corrientes de agua.
  2. Busca un sitio elevado para detenerte de presentarse una lluvia muy fuerte. Si el agua sube más de 30 centímetros, el motor debe apagarse rápidamente.
  3. Evita pasar ante la duda de la profundidad en un lugar inundado. Si no se puede evadir, deberás acelerar con el pedal del freno accionado, a fin de avanzar lentamente para evitar que se salpique el motor y que el agua entre por el tubo de escape. Si esto ocurre, para el vehículo de inmediato, para impedir daños severos al motor.
  4. Verifica en el “manual del conductor” las protecciones que tiene el automóvil para cerrar herméticamente y ubicar la toma de aire del motor, ya que en algunas marcas y sub-marcas ésta se encuentra en la parte inferior del vehículo y ante la acumulación de agua (aún poco profunda), es succionada y puede producir el desviele del motor.

¿Qué hacer para hacer válidos los beneficios del seguro?

Reporta los daños. Ponte en contacto con tu aseguradora a través del servicio de asistencia telefónica, cuyo número está ubicado en tu póliza. Identifícate y reporta el daño que sufriste, la ubicación del siniestro y pide que un ajustador te asista para iniciar el procedimiento que te permita reparar las afectaciones.

¿De visita o de vacaciones? Pregunta a la aseguradora qué derechos o beneficios complementarios tiene como pago de transporte hasta tu lugar de origen, hospedaje, o bien, hospitalización.

Pago o reparación. El ajustador deberá registrar los daños, extenderte una orden de ingreso a un taller autorizado o centro de evaluación final donde definirán qué afectaciones serán atendidas o si es necesario declarar la pérdida total de la unidad.

Con la cobertura limitada o básica, todas las unidades están protegidas contra las afectaciones provocadas por las inundaciones, hundimientos y huracanes, a través de la cláusula de daños materiales.

Cubre el deducible. Para recibir los beneficios determinados en tu seguro, las empresas aseguradoras solicitan que tu póliza esté vigente y cubras el deducible. En caso de daños materiales, éste último equivale a 5 por ciento del valor comercial de la unidad al momento del siniestro y de 10 por ciento por pérdida total.

Verificar si el seguro cubre daños materiales. De no ser así será necesario contactar a la compañía para que incluya esta cobertura; incluir el uso de grúa, para que en caso de que el coche se quede varado pueda ser rescatado.

Si no tienes una póliza, contrátala. La mejor póliza cubre los riesgos más importantes que se registran en la zona donde vives: huracanes, inundaciones, sismos, terremotos, accidentes viales, hundimientos, incendios o robos. Antes de contratar, compara las coberturas, costos, beneficios, exclusiones, plazo para resarcir los daños, formas de pago, políticas de cancelación y apoyos adicionales.


La temporada de lluvias apenas acaba de empezar. Un seguro es una herramienta financiera muy benéfica, que debe verse como una inversión o respaldo financiero, sobre todo ante estos fenómenos violentos debido al cambio climático.

Como Agente Patrimonial certificada por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público desde marzo del 2013, te brindo el mejor servicio de asesoría con una estrategia financiera personalizada, adecuada a tus necesidades para lograr tu entera satisfacción.

Mis servicios, consisten en una asesoría comparativa de Seguros para el Auto con diferentes empresas; ajustándonos al perfil, necesidades y prioridades de los clientes.

¡Te asesoro en conseguir tus metas financieras!

Puedes contactarme al (+52 1) 55 2520 2944 o escribirme al correo asesoria@adrianablanco.mx

 

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.