Adriana Blanco | Seguro educativo, la mejor forma de garantizar el futuro de tu hijo
1510
post-template-default,single,single-post,postid-1510,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Seguro educativo, la mejor forma de garantizar el futuro de tu hijo

La primera gran preocupación que surge cuando ves a tus hijos crecer es que sean felices. La segunda se enfoca en su educación.

Pensar en los gastos de una buena educación implica una gran suma. Para ello existen opciones como un seguro educativo que te permita enviar a tu hijo a la universidad de sus sueños.

Un seguro educativo, además de constituir un buen ahorro, garantiza que el menor o beneficiario, es decir tu hijo, recibirá el dinero acordado aun cuando faltes, pues la aseguradora se compromete a seguir pagando la prima hasta que tu hijo cumpla 15, 18 o 22 años, según el plan que contrates.

Asegurar la educación de tus hijos es el legado más importante que les vas a dejar, es su patrimonio, por eso es bueno estar prevenido desde un inicio por si sucede alguna eventualidad.

La universidad privada varía en precio según las características de cada escuela y de la especialización que se elija. Sin embargo, es importante considerar que los costos relacionados con los estudios universitarios usualmente representan un egreso importante en finanzas familiares.

De hecho, se estima que cerca del 70 por ciento presenta abandono de los estudios debido a la imposibilidad económica de los padres.

Una característica más de este seguro es que se presentan algunas de las coberturas adicionales que son importantes: por ejemplo la de invalidez total y permanente, que se refiere a la suma que se pagará cuando tú como padre de familia, sufras alguna incapacidad a consecuencia de un accidente o una enfermedad. También la cobertura de muerte accidental –se refiere a que si el que contrata fallece en un accidente-, la institución pagará a los beneficiarios designados, además de la suma asegurada por fallecimiento, la contratada para esta cobertura. Suenan trágicos pero son unos ejemplos que no podemos olvidar.

También estos productos te ofrecen contratar un fideicomiso para garantizar que la suma asegurada se destine al pago de colegiaturas, o bien a planes de retiro. Tú decides la opción de pago de primas que mejor se ajuste sus necesidades: Anual, Semestral, Trimestral o bien Mensual.

Asegurar la educación de tus hijos te da la opción de asegurar al cónyuge en la misma póliza para que cuente con cobertura en caso de fallecimiento hasta por un monto igual al tuyo.

Para contratar un seguro para la educación debes mencionar los siguientes factores para que la aseguradora pueda determinar el costo de la prima: suma asegurada que se desee contratar, edad del menor, edad y sexo del titular, plazo del seguro, tipo de moneda y beneficios adicionales que se deseen contratar.


Soy Adriana Blanco, Agente Patrimonial certificada por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público desde marzo del 2013.

Te asesoro con una adecuada planeación financiera para que logres tus metas siempre con la mejor protección. Mis servicios, consisten en una asesoría comparativa de seguros educativos con diferentes empresas; ajustándonos al perfil, necesidades y prioridades de los clientes.

Si tienes la oportunidad de contratar un seguro educativo, no lo dudes, recuerda que nadie está exento a los imprevistos, pero sí podemos protegernos ante ellos. La educación es una de las mejores herencias que los padres pueden dejar a sus hijos. ¡Planéala con tiempo y evita endeudarte!

¡Escríbeme en asesoria@adrianablanco.mx y con mucho gusto te atenderé!

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.