Adriana Blanco | Seguros para la educación; ¡cuanto antes, mejor!
843
post-template-default,single,single-post,postid-843,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Seguros para la educación; ¡cuanto antes, mejor!

De acuerdo con el reporte El valor de la educación: un trampolín para el éxito elaborado por HSBC,  el 54 por ciento de los padres mexicanos reconoce que hubiera deseado comenzar el ahorro para la educación de sus hijos en una etapa más temprana.

Por otro lado, el 99 por ciento desean que sus hijos tengan una educación universitaria y 69 por ciento espera que continúen con un posgrado; 86 por ciento de ellos, incluso, considera la posibilidad de enviarlos a estudiar al extranjero.

Para que estas metas se cumplan, el dinero es un factor determinante.

En México cada vez más la brecha entre la educación pública y privada es más distante por lo que los padres están cada vez más preocupados por el tema de la educación de sus hijos buscando un producto que cubra sus necesidades. Con el aumento de precios y la inflación que vivimos en México, la educación privada parece en ocasiones algo inalcanzable, sobre todo cuando se trata de una carrera profesional.

A pesar de ello, muchos padres se esfuerzan en costearlo, sin embargo, hay imprevistos que pueden llegar a afectar la estabilidad económica de la familia y con esto, la posibilidad de solventar este gasto. De hecho, alrededor del 70 por ciento de los jóvenes universitarios en México no termina sus estudios en una universidad privada debido a la incapacidad económica de saldar su educación, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

En este sentido, para poder garantizar esta educación, existen seguros especializados, conocidos como educativos, que son un instrumento financiero que tienen como objetivo respaldar, a través de una inversión a largo plazo, la educación superior de los hijos.

Soy Adriana Blanco, Agente Patrimonial certificada por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público desde marzo del 2013.

Te asesoro con una adecuada planeación financiera para que logres tus metas siempre con la mejor protección. Mis servicios, consisten en una asesoría comparativa de seguros educativos con diferentes empresas; ajustándonos al perfil, necesidades y prioridades de los clientes.

¿Qué ver antes de contratar el seguro?

De acuerdo con la Condusef, antes de contratar un seguro educativo debes evaluar estos factores:

  • No mientas u omitas en la información que proporciones, si lo haces es posible que se rescinda el contrato.
  • No firmes solicitudes en blanco.
  • Considera que el pago del seguro será a largo plazo para que tenga el efecto deseado.
  • Infórmate de todas las opciones, costos y beneficios, luego compara.
  • Lee bien las condiciones generales del producto, aclara todas las dudas y verifica que cumpla con tus expectativas de asegurar la carrera universitaria de tus hijos.
  • Si optas por una aseguradora, corrobora que cuente con cédula expedida por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas para realizar esta actividad.
  • Solicita que te entreguen un recibo expedido por la institución como constancia del pago de la prima.
  • Pregunta si se aplica un cargo extra por elegir la forma de pago mensual, trimestral o semestral.

Si tienes la oportunidad de contratar un seguro de este tipo, no lo dudes, recuerda que nadie está exento a los accidentes o imprevistos, pero sí podemos protegernos ante ellos. La educación de tus hijos es el mayor legado que les puedes dejar.

¡Escríbeme en asesoria@adrianablanco.mx y con mucho gusto te atenderé!

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.