Adriana Blanco | Si tienes menos de 30, no podrás retirarte hasta los 70
1078
post-template-default,single,single-post,postid-1078,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Si tienes menos de 30, no podrás retirarte hasta los 70

Los millennials representan casi la mitad del consumo a nivel global y, según un estudio de Manpower, esta generación equivale al 35 por ciento del total de la fuerza de trabajo en el mundo.

Sin embargo, todo indica que los millennials deberán estar listos para trabajar (casi) por el resto de su vida, quizá sea por eso que esta generación busca las mejores condiciones para desempeñarse en sus labores. Los estudios indican que, pronto, la edad mínima de jubilación podría pasar de 65 a 73 años.

Por otro lado, la última encuesta global de CEO de KPMG en 2016, titulada Ahora o nunca, arroja destaca que 86 por ciento de los directores generales en las empresas están preocupados por cómo las diferencias en las metas y necesidades de los millennials pueden cambiar el rumbo de la compañía que lideran. La preocupación ahora es buscar al mejor talento y hacerlo feliz para que las compañías den los mejores resultados.

Jóvenes y poderosos, con un futuro pesado a cuestas

El estudio Principios para una reforma integral al régimen de pensiones en México, elaborado por la Fundación de Estudios Financieros (Fundef), expone que las recomendaciones internacionales para tener un sistema de pensiones sustentables apuntan a que la edad mínima de retiro pase de 65 a 73 años (al menos).

La edad de retiro debe ser la misma para todos los sistemas de pensiones en México dado que la esperanza de vida no depende del empleador. Es decir, se plantea una solución estructural que sea idéntica para todos los esquemas ya sean privados, públicos o la pensión universal para el sector informal. Se debe fijar un tiempo medio que la persona viva en la etapa de retiro, el cual proponemos sea de 15 años. La edad de jubilación se debe fijar de forma tal que vaya cambiando en el tiempo para reconocer lo anterior”, señala el documento.

En la primera fase, se propone que la edad de retiro pase de 65 a 69 años, mientras que hacia 2050 deberá aumentar a alrededor de 73 años.

La situación es para preocuparse, de acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), ya que en México sólo 17 por ciento de los adultos mayores recibe una pensión y para 2050, 23.3 por ciento de las mujeres y 19.5 por ciento de los hombres tendrán más de 60 años.

La situación actual de los adultos en edad productiva es preocupante. Cuando lleguen a la edad de 65 años, muchos de estos mexicanos dependerán económicamente de terceros, es decir, de sus hijos, familiares, asilos o la asistencia social, porque no tienen planes formales de retiro y, por lo tanto, no tendrán los recursos económicos para poder ser independientes en sus necesidades básicas”, expresa Carlos Gay, director de Vida y Pensiones de AMIS.

El monto de la pensión que recibirá un trabajador que cotiza en un esquema de seguridad social (IMSS o ISSSTE) al momento de su retiro laboral, dependerá de diversos factores como son: la edad de retiro, los años cotizados, el crecimiento salarial, permanencia en el mercado laboral formal, los rendimientos que haya generado el saldo acumulado y, sobre todo, las aportaciones voluntarias.

La ley del IMSS (Instituto Mexicano del Seguro Social) únicamente obliga ahorrar 6.5 por ciento del salario, por lo que cuando una persona llega a la edad de jubilación, sólo alcanza el 30 por ciento del reemplazo.

¿Cómo vamos a juntar el resto para lograr, por lo menos, una pensión del 70 por ciento de nuestro último ingreso?

Prevenir y planear durante la juventud y etapa adulta, nos genera balance físico, mental, emocional, social y espiritual. Asimismo, la estabilidad financiera es fundamental y se puede lograr a través del ahorro formal y del apoyo de instrumentos como los seguros.

Una de las formas para alcanzar la tasa de reemplazo recomendada por la OCDE, que es del 70 por ciento, es a través del ahorro voluntario haciendo el esfuerzo de contratar algún seguro de pensiones o uno con un componente de ahorro a largo plazo.


Soy Adriana Blanco, Agente Patrimonial certificada por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público desde marzo del 2013. Te brindo el mejor servicio de asesoría con una estrategia financiera personalizada, adecuada a tus necesidades para lograr tu entera satisfacción.

Pongo a tu disposición diversos planes para el retiro en donde se obtienen beneficios fiscales, ayudándote a alcanzar tus metas de ahorro para la jubilación o algún otro objetivo personal. Estos productos te ofrecen:

  • Flexibilidad: ya que se moldea a la necesidad del cliente
  • Diversidad: en los portafolios en los que el cliente puede invertir
  • Liquidez: con retiros antes del vencimiento
  • Confianza: al estar respaldado por empresas con gran trayectoria y solidez financiera
  • Beneficios fiscales: deducibilidad, diferimiento y exención

¡Te asesoro en conseguir tus metas financieras! Puedes contactarme al (+52 1) 55 2520 2944 o escribirme al correo asesoria@adrianablanco.mx

Fuente: Forbes

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.